El amor de mis padres ,compañeros de vida, unidos  fraternalmente, en lealtad de camino, de conexión , de crecer juntos, en un amor  con principio y  fin, incondicional, en respeto,  en luz,  en permanencia,  en los momentos difíciles  y en las alegrías; por siempre desde el momento de  de su encuentro, en alianza eterna ,bendecidos por el cielo en un camino de tierra, en una misión de almas, conformando una familia llena de amor, con guía espiritual y conciencia de vida para perpetuar con  convicción absoluta su juramento ante el altar, hoy y siempre, por seguir unidos de la mano…” hasta que la muerte nos separe.”

Recorrieron su camino, cumplieron sus sueños  ,formaron un hogar feliz, amoroso ,confiable ,siendo el albergue de dos hijos ,para los cuales el ejemplo de cada uno papá y mamá,  desempeñando su papel  ,con fortaleza, constituyeron la guía para ser personas de bien   en cumplimiento y proyección de los objetivos que se hacen realidad .Una familia normal, con aroma de libertad, fuerza de infinitos y amor por siempre en el respeto  y la luz, ayer, hoy, en este presente eterno que  los lleva  poco a poco  a construir  un universo, forjado y  fundamentado  por la pareja adolescente  que unió sus vidas sinceramente,  en medio de abrazos y contando el uno con el otro , una gran familia que proyectó su amor y su construcción en permanecer juntos , siendo testimonio de vida y poder expresar…  sí se puede ,si…permanecer unidos en la misión, en el respeto, con alegría, con calma y serenidad .

Mis padres, dos estrellas del cielo, que realizaron un camino como los mejores seres  humanos , con la mayor convicción , unidos por un amor de infinitos  que permanece en la memoria y en el álbum de la vida de quienes han tenido el privilegio de compartir nuestra historia .Una joya de vida, una  alianza, con un arco iris  en el cielo ,cambiante  de colores, danzante como el aire  , con la estabilidad de los días  y aún  en las mayores tormentas  anunciando cambios  y reafirmaciones.

Y  en este avance del camino, de la vida, los cumpleaños, las metas alcanzadas llega la prueba , de la entrega en el amor, llega el diagnóstico del cáncer de papá; trajo angustia, parálisis, incertidumbre , limitación ,impotencia ,todo aquello que pueda ser expresado en palabras queda corto  y aparece  la pregunta…  cómo hacernos cargo…?

En medio de búsquedas  y  silencios , pero mucha fe , uniendo nuestras manos, ya no eran dos, sino   cuatro  para continuar ,para enfrentar, para  amar incondicionalmente  y transformar con dulzura,  bondad  y poesía ,avanzamos en  el tránsito difícil de la separación desde los cuerpos para continuar en la luz.

 Y es este amor con brillos multicolores, con un centro rojo fulgurante a semejanza del corazón y su alrededor diamantino , el que guió los pasos para la entrega en libertad del ser que había acompañado en un amor eterno y por siempre la vida de mamá.