Por: Adriana Isabel Calume Chaker

Así empieza mi historia:

Hace más de 60 años una Monteriana y un Ceretano se conocieron, su noviazgo duró 15 años, se casaron y tuvieron 3 hermosos hijos y  colorín colorao  aquí empieza lo bueno.

Montería donde era oriunda mi mamá, se llama la “Perla del Sinú”, Nancy Chaker era mi perla del Sinú: Única, modesta y la pureza de su corazón era su gran virtud.

Escribir en estos momentos de ella es maravilloso, tengo cientos de historias que contar. Amiga de sus amigos, alegre, servicial, fuerte en las adversidades y firme en su fe.

Echada pa´lante, no le daba pena nada, trabajadora incansable….

Yo creo que Dios  nos manda a este mundo con muchas capacidades, con su respectivo manual incluido y    la información clara,  fácil de poner en práctica, el chiste radica en encontrarlo lo antes posible, ser visionario y así era mi Chaqui  (Le decía de cariño), descubrió el interruptor para encender el mecanismo de los Dones que Dios le dio  y simplemente lo oprimió .

Yo la admiraba mucho, antes las mujeres no estudiaban para ser profesionales, solo se dedicaban al hogar, el caso de mi mamá fue diferente, mujer moderna para su época, se desempeñó en muchos cargos importantes y hasta en la política incursionó teniendo una    excelente labor.

Querida por muchos, tenía un imán que atraía a la gente, yo descubrí en que radicaba esa fuerza: Amor de Dios y el servicio a los demás desinteresadamente. Por ahí hay un dicho que dice que cuando uno se muere y no se lleva nada es cierto (Materialmente), ella se fue riquísima al partir de este mundo (Espiritualmente).

Hizo todo por mí, absolutamente todo, me dio la vida y hubiera dado la suya si hubiese sido necesario.  Me siento muy afortunada, Dios me premió al tenerla como mamá, me hace falta, mucha falta….La vida sigue, me dejó  muchos recuerdos, vivencias y su legado.

Disfrutó de su vida al máximo, jocosamente le decíamos Pata e´ perro: Después que se pensionó que hasta esa dicha tuvo, salía todas las mañanas a visitar las oficinas donde laboró o hacer un favor que le pidieran, su horario era de 9 am a 12 pm y de 3 pm a 6pm con sus amigas.

Su manera de ser y su modo de ver la vida me demostró después de su partida que así debía actuar, así debía ser. Mi papá a sus 86 años es completamente independiente en sus actividades de la vida diaria precisamente gracias a ella.

Todos los 31 de Octubre  se disfrazaba, le encantaba hacerlo, se divertía mucho y se tomaba muchas fotografías.  Son hermosos recuerdos y hoy que escribo estas líneas el 3 de Mayo día de su cumpleaños las veo y las conservo como un tesoro

PD.La fiesta es en grande allá en el cielo, con la esperanza que un día nos reuniremos