Lo conocí un día en la universidad, yo estaba en primer semestre,  fue uno de esos días donde todo te sale al contrario, al empezar mi mañana mi despertador no funciono y por supuesto Salí tarde de mi casa, precisamente el día del parcial de una materia que era  muy importante. Trate de encontrar un bus para llegar a la universidad pero el único que paso iba como lata de sardinas, no le cabía una persona más y me toco irme parada en la registradora al lado de la puerta.

Cuando logro llegar a la universidad  pensé mi día por fin empieza a mejorar, empecé a subir las escaleras  a toda velocidad y me caigo, era mentiras mi día no mejoraba. Presente el examen para el cual estudie muchísimo, pero cuando salgo al profesor se le ocurre la maravillosa idea de corregir el examen, y mi entusiasmo pos-examen se esfumo, mis respuestas no concordaban con las del profesor y sintiéndome peor de lo que me sentía cuando llegue, decidí salirme del salón para aliviar mi tortura.

Afuera me encuentro con una amiga, es una de esas personas que conoce toda la universidad, que estaba hablando con hombre moreno de gafas que no conocía de un semestre mucho mayor al mío, ella nos presentó, pero dado que mi ánimo no era el mejor, lo salude un poco seca, el trataba de buscar de que hablar conmigo y yo respondía con monosílabos, se veía un poco  frustrado. Al final  termine por irme, eran demasiadas emociones para un solo día y no aguantaba más.

Los días fueron pasando, cada vez que me lo encontraba el  me hablaba tan tierno con tanto carácter y paciencia que me supo conquistar. Ya sin la nube de ese día horrible, vi que era el hombre que yo quería  en mi vida, tenía todo lo que yo buscaba en alguien, en pocas palabras me enamore de él como nunca lo había hecho antes  y parece ser que él se enamoró de mí, porque 5 años después seguimos juntos recordándonos porque nos amamos todos los días, tratando de construir un futuro juntos y con muchas ganas de seguir creciendo.

A veces las cosas no tienen el mejor inicio pero agradezco, que aquel día el cual no empezó bien, me diera la oportunidad de conocerlo y pasara  de ser un día horrible al primero de muchos días  felices.