Pensar en ser novia del primo de Peter Parker (Spiderman) y del roomate de los personajes del Señor de los Anillos me sonaba increíble para ser cierto, pero así se presentó Santiago Hernández mi actual novio el día que lo conocí en el jacuzzi de la casa de un amigo que teníamos en común.

Aquel día me encontraba sin ningún plan y aburrida en mi casa, así que decidí hablarle a mi mejor amigo para ver que estaba haciendo y me invito a ir allá donde conocí este personaje que estaba un poco alicorado y me conquisto con todas estas fantasías. Para ese entonces yo tenía novio y sabía que no iba a pasar nada con “Hernández”, pero dejar de reírme por todas sus bobadas y dejar de pensar lo lindo que me había parecido fue difícil. Tiempo después me fui para un intercambio en Australia no sin antes enterarme que el día que nos conocimos él había dicho que no sabía porque pero él se iba a casar conmigo.

En Australia estuve 10 meses, en ese tiempo termine con mi ex novio y para ser sinceros nunca me acorde de Hernández hasta que un día, como cuando ya llevaba 8 o 9 meses allá estaba hablando por whatsapp con Pablo Ferrer un amigo de los dos y de un momento a otro apareció un mensaje en mi celular que decía: “Andrea yo me muero por usted. Att: Hernández” me dio risa y felicidad a la vez, pero todo se quedó así.

Cuando volví de Australia nos encontramos un día en la casa de nuestro amigo Pablo Ferrer y otro amigo que se llama Miguel Rico me dijo “Andrea le juro que ese man se muere por usted, el hasta sobrio estudiando en la Universidad de la nada dice que se va a casar con usted” entonces yo empecé a molestarlo y al principio le dio pena pero después ya me molestaba también.

Esa noche me agrego a Facebook y a los 8 días coincidimos también en el mismo plan porque era en la casa de una amiga en común y él me llevo a la casa cuando me baje del carro no le di ni las gracias porque estaba elevada o nerviosa no sé y le escribí por Facebook que gracias y desde ese día empezamos a hablar y a salir sin parar.

Salimos un mes y al mes exacto me invito a comer en Milagros de Llano Grande y al final de la comida me dio una cajita que tenía un llavero (yo colecciono llaveros) que tenía pegado un papelito que decía ¿Quieres ser mi novia?, yo obviamente acepte y hoy llevamos 6 meses de felicidad y  de ser “espositos” esto porque él le decía a los amigos desde que me conoció que nos íbamos a casar.