Toda historia tiene un comienzo, y el nuestro no fue precisamente perfecto y la trama algo mas que compleja, pero lo que podríamos llamar el final, no ha resultado si no un nuevo comienzo. Y ese nuevo comienzo, que creí era el final, es la mayor felicidad de mi vida, nuestra felicidad y he decidido que estas sean las palabras que inicien la historia, mis votos en mi matrimonio.

Porque no eres perfecto, pero eres lo que quiero y necesito, porque tienes la justa fortaleza que me hace falta, porque cuando dudas yo soy tu decisión y cuando yo, en ocasiones me apresuro, tu me traes reflexión. No hay duda en mi corazón ni en el tuyo que no somos el uno para el otro, si no el uno con el otro. Juntos somos uno, no dos en complemento.

La magia en el amor es terminar enamorado de lo que nos hace falta, para construirlo juntos, porque amar lo que está ahí y nos da felicidad, es tan simple que no requiere del esfuerzo que sólo juntos podemos tener, y es que contigo yo tengo la fuerza y sin duda tu la tienes también para lograr conseguir lo que este amor imperfecto pero hermoso, tiene para nosotros…..y así te amo.

Te amo y prometo ayudarte a amar la vida, a levantarnos cuando ella nos quiera enseñar algo, a tratarte siempre con ternura y tener la paciencia que se requiere, a hablar cuando sea necesario y a compartir el silencio cuando sea preciso; a planear con amor nuestro futuro y el de los hijos que tendremos, y a vivir en tu corazón que siempre será mi hogar.

Prometo que nunca dejaré de soñar contigo nuevas metas, y que nos reinventaremos para lograr todo lo que nos propongamos. Estoy segura que iré siempre de tu mano como lo he hecho hasta hoy, porque eres el hombre que le dio el norte a mi caminar hacia el futuro, mi base y mi horizonte, mi fuerza y centro.

Te voy a amar apasionadamente, en todas las formas, nunca voy a olvidar que este es un amor para siempre y saber que en lo profundo de mi alma, no importa que pudiera amenazar separarnos, volveremos a encontrarnos el uno al otro como lo hemos hecho, porque amar es escogernos hoy y todos los días.

Prometo que este no será sólo un amor hasta la muerte, será un amor para la eternidad.