Por: VALERIA GARCIA

Hace varios años mi madre se enamoró de un hombre el cual siempre se fijaba en muchas otras chicas menos en ella, pues siempre la veía como una amiga, un día mi madre decidió irse y mi padre se sintió triste pues sentía cosas por mi madre y sentía algo especial por ella, entonces le pedio que no se fuera y mi madre enamorada acepto quedarse. Pasaron los meses y mis padres se empezaron a enamorar y un día estuvieron juntos, de ese amor nací yo.

Los padres de mi mama se enteraron que mi madre estaba embarazada y se enojaron mucho pues dijeron que los había diseccionado y que lo mejor era abortar, pues ella aún no había terminado sus estudios y tampoco se había casado como debió ser, mi madre tomo fuerzas y decidió tenerme, así fuera sin la ayuda de sus padres, sacarme adelante era lo único que ella quería hacer y a pesar de las circunstancias se fue a vivir con mi padre, pero lo que no sabía era que el futuro que le esperaba era más duro de él que ella se imaginaba.

Pasaron los meses y nací y mi padre ni le importo pues mantenía bebiendo y andando con otras chicas y nunca estuvo pendiente de mi madre y pues cuando yo nací él estaba fuera de casa y no supo que se llevaron a mi madre a un hospital.

Al día siguiente cuando llego a casa me encontró y me abrazo y desde ahí él se fue a trabajar, mi madre al ver que mi padre se iba se puso a llorar y le dijo que no nos dejara solas pero él dijo que era lo mejor para los tres y pues se marchó.

Mi mama lo espero durante meses, años y cada vez que pasaba el tiempo mi madre sentía más decepción pero tenía la esperanza de volverlo a ver pero no volvió a saber de él y pues le toco criarme sola , pasando mucho trabajo ,  y aguantando humillaciones , pero su meta era sacarme adelante y a pesar de aguantar hambre, no tener que vestir y muchas veces frio mi mama pudo sacarme adelante, pues trabajaba día y noche para poder llevar que comer a casa cuando crecí me daba cuenta de todo lo que mi mama hacía por mí, pues cada cumpleaños ella hacia la manera de que yo lo disfrutara , ella ahorraba durante todo el año de lo poco que le quedaba para que cuando llegara mi cumpleaños ella poder regalarme una torta , pues un día no tuvo y se sintió muy mal  pues la vi llorando en su habitación diciendo que no podía más, que todo era muy duro que la vida era injusta y que yo merecía más de lo que ella me daba ,pero de un momento a otro se secó las lágrimas y dijo que tenía que sacar fuerzas para luchar por mí , en ese momento entre ala habitación la abrase y le dije que todo estaría bien.

Desde aquel entonces yo y mi madre somos inseparables nos tenemos la una para otra a pesar de que mi madre a sufrido tanto siempre busca la forma de sonreír y verme feliz, cada vez que llora lo hace por  amor porque sabe que todo lo que hace lo a echo por su hija, hoy en día tengo 18 años y estudio para ser profesora y trabajo, mi madre también trabaja en casa de familia humildemente pero ya no trabaja como antes pues ya lo hace de vez en cuando pues ya tiene mi ayuda pero aun así ella me ayuda también en mis estudios pues  ella sueña con que yo sea maestra y yo sueño con que me vea dando clases.