Por: Leidy Johanna Nemocon

La historia de mi mama es un poquito triste, pero bueno todas las historias buenas empiezan así…todo empezó cuando mi abuela dio a luz a mi mama en pueblo súper pequeño en el bajo cauca Antioqueño se llama el bagre, mientras era una niña, ella fue inmensamente feliz; mi abuelo era el papa perfecto y el día menos esperado, se enfermó y murió en la casa de cáncer dejando a mi abuela con 9 hijos y sola.

A pesar de todo mi abuela supo criarlos a todos y mi mama ya estaba terminando el colegio y para ayudar a la casa trabajaba medio tiempo en una papelería y ese es el comienzo de esta increíble historia, allí conoció a un soldado poco agraciado que venía desde Bogotá , agotado por el viaje quiso comprar un casete de música “baladas de los 70’s” lo que no se imaginaba el soldado era que esa muchacha de cabello muy rizado nunca le devolvería ni plata ni el casete, era tanta la insistencia de mi papa por recuperar o el casete o la plata que al final terminaron saliendo juntos , pero no fue fácil, mi abuela no quiera un novio soldado para sus niñas, pero al final mi papa decidió pedirle matrimonio a mi mama … y ella dijo que si! Aunque fue difícil porque mi papa Alberto… debía ir a Bogotá por todos los documentos para el matrimonio y este viaje era de días, ciertamente este lugar si es muy lejano, en ocasiones mi mama pensó que no iba a volver pero de repente regreso y aunque los intentos de mi abuela para que no se casara fueron en vano, mi mama fue la novia más bonita de todas con un vestido prestado, un peinado hecho por mi tía un maquillaje que ella misma se aplicó y unos zapatos que no eran de su talla, pero ella dice que estaba tan feliz, que no es capaz de explicar ese sentimiento, tanto que se fue a Bogotá y por supuesto yo nací… pero todo no fue muy bonito , mi papa y mi mama no tenían recursos y fueron días de mucho sacrificio, no teníamos casa y mi papa trabajaba muy lejos y por muy poquito dinero y mi papa en su afán de ayudarnos decidió que debíamos salir de allá y así llegamos a Bucaramanga pero esta vez había uno más … mi hermana.

Mi papa estaba muy preocupado y mi mama también, ya éramos más y la situación económica era cada día peor, pero mi papa decido salir de allá y terminamos aquí en Medellín, empezamos viviendo en el centro de la cuidad , rodeadas de cosas no muy agradables, pero mi mama nos decía que imagináramos todo y que no viéramos las cosas como se ven… pero todo no fue malo mi mama consiguió trabajo , manejaba una torno hidráulico , era un trabajo para hombres pero ella ha sido muy fuerte, mi papa vendía cigarrillos en el centro por las noches, pero ellos querían algo mejor , y nos mudado a un corregimiento de Medellín , se llama san Cristóbal y ahí empezamos a tener una vida mejor , no teníamos muchos recursos pero mi mama todo lo hacía posible, venida arepas, tamales mejor dicho hacía de todo para que no nos faltara nada y mi papa se convirtió en taxista y todo empezó a mejorar , mi hermana y yo con todo el esfuerzo de mi mama ya estábamos en bachillerato y todo estaba bien hasta que un día ella se enfermó , nadie entendía, los pies se le hincaron, se sentía cansada, casi no orinaba y lo peor paso, fuimos al médico y dijo que sus riñones no servían , fue tan triste porque nuestra familia no es de Medellín y estábamos solos, con el tiempo ella mejoro pero era inevitable una diálisis , eso para mí mama fue traumático y más cuando el medico dijo necesita un trasplante , pero ella todo lo puede e increíblemente su vida seguía mostrándose fuerte y valiente ,yo me gradué del colegio y en mis

fallidos intentos por entrar a la universidad , Dios me ilumino y comencé a estudiar enfermería, y durante ese tiempo en un mágico hospital de Medellín , llamarón a mi mama mientras todos dormíamos en una casa donde solo había una habitación y nos prestaban el teléfono , mi mama no podía creerlo tenían un riñón, fue increíble todos fuimos al hospital y unas horas después ella no necesitaba más diálisis , le dieron una vida nueva, ahora ella no tenia 2 si no 3 riñones , éramos felices , la vida nos estaba dando una segunda oportunidad , todo cambio, yo me gradué de auxiliar de enfermería en ese lindo hospital donde mi mama se trasplanto , mi papa sigue como taxista, mi hermana estudia zootecnia, adoptamos un perro que se llama tuto, ya vivimos en una casa más grande , hoy puedo decir que gracias a mi mama mi vida es perfecta , tenemos todo lo que necesitamos, somos hoy en día una familia exitosa, gracias a la determinación de mi mama, ella lo es todo para mí y para el resto de mi familia, quisiera hacer algo grande para este día de madres y yo sé que ustedes lo pueden hacer.