Por: Juliana Velásquez Echeverri

La historia de amor con mi mamá existe mucho antes de que naciera, cuando se imaginaba cargando sus propios hijos y criándolos en un hogar lleno de amor. Cuando conoció a mi papá y estaban en planes de matrimonio, mi abuelita (su mamá) falleció y quizás ha sido lo más difícil que le haya tocado pasar en su vida.

Cuando se enteró que estaba en embarazo sin dudarlo pensó en su madre JULIA y en que alguno de sus hijos llevaría el nombre de ella, así quiso esperar pacientemente los nueve meses para saber si su bebé era niña o niño, si nacía niño lo iba a poner JULIÁN y si nacía niña JULIANA… y nací yo JULIANA.

Amo el significado de mi nombre porque llevo marcado conmigo la memoria de mi abuela y el sueño de mi madre de ser mamá, nuestra relación es más que de amistad, de complicidad y amor puro y eterno, que ha trascendido hasta la eternidad.